Diábolos para niños

Un diábolo es un juguete para niños que requiere de un poco de habilidad para hacerlo mover. Consiste en dos semiesferas huecas unidas por su parte convexa. Está fabricado de materiales como caucho y madera. Para moverlo, se necesita de una cuerda unida a dos palos. El movimiento se genera mediante los palos, que hace que se mueva el diábolo porque la cuerda transmite movimiento al diábolo por la parte convexa.

Gracias a este movimiento, se puede hacer mover al diábolo mientras éste gira. Además de girar, también puede hacer otro tipo de movimiento como elevarse por los aires. Este diábolo para niños será el aliado perfecto para que los peques practiquen su destreza con este juguete. Idealmente es un juguete para jugar al aire libre, por lo que los peques podrán jugar en el exterior. También implica que los niños se muevan y ejerciten todos los músculos de su cuerpo.

¿Qué diábolos para niños te vas a encontrar en esta sección?

Tenemos disponibles una gran variedad de diábolos para niños. Están diseñados para los peques, por lo que son ligeros y fáciles de mover. De esta manera, podrán dominar este juguete más rápido y, con ello, se reforzará su autoestima. Si son hábiles con este juguete, además podrán aprender trucos y seguir avanzando con diábolos más avanzados.

Los diábolos para niños consiguen, además, que se refuerce su concentración, su concepción espacial y sus reflejos, porque así pueden discernir hacia donde irá el diábolo. En este caso, los diábolos vienen acompañados de la cuerda unida a los dos palos. Estos diábolos están fabricados en caucho de diferentes colores y están unidos mediante un eje metálico. Además, ganar habilidad con este tipo de juguetes hace que tengan destrezas para otros juguetes como el yoyó de madera.