El sector del juguete español facturó 107 millones en el primer cuatrimestre

Las empresas de juguetes que están agrupadas en la Asociación Española de Fabricantes del Juguete (AEFJ) han llegado a facturar 107,21 millones de euros durante el primer cuatrimestre de 2016. Esta cifra suponer un 10% que en el mismo periodo de 2015. Así lo ha desvelado el presidente de la asociación, José Antonio Pastor. Respecto al número de juguetes en concreto, las empresas llegaron a vender un total de 7,59 millones de los mismos en los cuatro primeros meses del año, lo que se traduce en un incremento interanual del 7%.

Por su parte, las exportaciones españolas de juguetes incrementaron hasta los 100 millones de euros, un 9,91% más que en 2015. Esta cifra de dinero equivale a 10,43 millones de kilos de juguetes.

Tal y como ha expresado Pastor, “las exportaciones suponen un gran 40% de nuestro mercado y gracias a las mismas podemos sortear la estacionalidad de este sector, que concentra en Navidades el 60% de las ventas anuales”.

En el caso de las importaciones, ascendieron a 210,56 millones de euros durante el primer trimestre de 2016, lo que equivale a 23,76 millones de kilos de juguetes, un 14,35% más que respecto a 2015.

El motivo del aumento de las ventas de los juguetes españoles

La AEJF afirma que el incremento de las ventas se debe a la calidad de los juguetes españoles y se la gran valoración que reciben fuera de nuestras fronteras, sobre todo en Francia, Portugal e Italia. Asimismo, el diseño y la funcionalidad de los mismos son requisitos imprescindibles de este éxito.

Las exportaciones crecen en verano gracias a la buena acogida en Latinoamérica ya que en esta región el Día del Niño se celebra en varios días diferentes, coincidiendo con los meses de verano en España. Durante este día se llega a vender el 70% de todos los juguetes del año.

Para seguir creciendo en este sector, es preciso que las empresas jugueteras continúen creando juguetes con un buen perfil de diseño, innovación y estándares de calidad. El éxito es debido, en cierta parte, a la gran campaña de Navidad 2015-2016, que está teniendo repercusión en los primeros meses del año.  Reflejó la recuperación de la crisis que acechó al sector del juguete

 

Share

También te puede gustar