animales

Filter

Disfraz Cerdito

18,95  IVA no incluido

Disfraz Gorila

18,95  IVA no incluido

Disfraz Gorila

22,95  IVA no incluido

Disfraz Jirafa

18,95  IVA no incluido

Disfraz León

18,95  IVA no incluido

Disfraz Perro Dálmata

14,95  IVA no incluido

Disfraz Perro Dálmata

17,95  IVA no incluido

Disfraz Pez Azul

14,95  IVA no incluido

Disfraz Red Panda

18,95  IVA no incluido

Disfraz Unicornio Hombre

20,95  IVA no incluido

Disfraz Unicornio Mujer

17,95  IVA no incluido

La selva en casa

Los más pequeños se lo pasaran en grande jugando entendiendo la relación entre la naturaleza y la producción de los objetos cotidianos. Los juguetes de madera, al ser menos estructurados, suelen ser usados durante muchos más años por un mismo niño.

El juego manual resulta todo un apoyo y un estímulo para desarrollar ambos hemisferios cerebrales, lo que potencia siempre un crecimiento integral.

Los juguetes de madera despiertan la imaginación y la curiosidad de los menores. Pero, más allá de ello, potencian el pensamiento divergente, que permite encontrar soluciones originales a problemas complejos o desconocidos.

Beneficios de los juguetes de madera y los disfraces

Estos juguetes de madera necesitan una serie de movimientos coordinados y precisos. Por tanto, conllevan una serie de beneficios como mejora de la coordinación en general, mejora de los reflejos, aumenta la concentración en general, mejoran la realización de movimientos precisos,… Existen un sinfín de características relacionadas con la forma física.

Además, como cuando juegan con este tipo de juguetes de madera están siempre en movimiento, será una oportunidad ideal para que ejerciten todos los músculos de su cuerpo.  Permiten conectarnos con el mundo tangible y material, y estimulan las capacidades sensoriales. Por su textura, su aroma, su colorido, su volumen o sus formas simétricas o asimétricas

Incentiva las habilidades de comunicación, interacción y la socialización. Ya sea entre iguales o entre personas de distintas edades. Los adultos pueden compartir un tiempo lúdico con sus hijos y, a través de él; impartir valores enriquecedores como el compartir o el trabajo en equipo

Los peques pueden pueden disfrazarse de cualquier cosa, de esta manera se arriesga y se muestra como no lo haría en otras circunstancias. Esto sin duda propiciará su valentía y le enseñará a mostrarse como es en realidad.

Los peques pueden ponerse en la piel del mismo y ayudar a eliminar tensiones. Así, aprenden valores como la empatía al pensar en los sentimientos de la otra persona.