¿Los niños necesitan jugar con otros niños?

Por qué es bueno que los niños jueguen con correpasillos.

Es prácticamente sabido por todos que los niños necesitan jugar. El juego es una de las claves fundamentales para potenciar las cualidades de los niños. La infancia es la etapa en la que el juego está más presente. Los niños únicamente piden jugar y más jugar. Es en ese momento cuando a los padres nos pueden surgir las pequeñas dudas: ¿Debo jugar con mi hijo/a? ¿Deben jugar con otros niños, más mayores o más pequeños? ¿Con qué tipo de juguetes deben jugar?

Respecto a la última pregunta, la respuesta se encuentra en los juguetes de madera ya que son los más seguros y fiables del mercado. Son reciclables y no contiene bacterias que puedan infectar a los niños. De la misma forma, los juguetes de madera son educativos y permiten el contacto cara a cara con otras personas.

Respondiendo a la segunda cuestión, Petra Mª Pérez, Catedrática de la Universidad de Valencia y experta en valores y juego infantil y juvenil, afirma que se pierden oportunidades en el desarrollo de competencias en los niños cuando no se les deja jugar con sus iguales. Así lo expresa Pérez: “Los niños necesitan jugar con otros niños para su desarrollo integral y no sólo para divertirse como manifiestan los padres (78,7%) porque el juego socializado es el que permite mayor desarrollo de sus competencias emocionales y sociales”.

En España es habitual ver familia que tienen un único hijo/a o que sus dos o tres hijos se llevan varios años de diferencia. Esta circunstancia dificulta el juego de los niños con otros niños de su edad. Esto se suma a que cada vez es más habitual iniciar a los pequeños en el juego a partir de los 3 años y, además, con juguetes electrónicos en vez de con juguetes de madera. Para los padres es una liberación pero para los niños es un retraso en su desarrollo.

¿Qué es lo que quieren los niños?

La actividad que más divierte a los niños es jugar con otros niños con sus juguetes de madera, ya sean sus vecinos, sus compañeros de clase o los hijos de los amigos de sus padres. Sin embargo, son los padres con quién más tiempo pasan jugando los niños. La razón es que la mayoría de los adultos hace esfuerzos para que sus hijos se socialicen con los vecinos. Además, hoy en día cuánto más jóvenes son los padres, más tecnología demandan los niños como son los videojuegos o las Tabletas.

 

Share

También te puede gustar